Inauguración de la exposición “Los dibujos de `El camino´” en el Espacio Miguel Delibes de Alcobendas (Madrid)

La exposición “Los dibujos de El camino”, producida por la Fundación Miguel Delibes, se inaugura el próximo 16 de octubre de 2017 en el Espacio Miguel Delibes de Alcobendas.

Valladolid, 11 de octubre de 2017.-De los veintiún dibujos que pueden verse en esta exposición, veinte fueron realizados por Miguel Delibes para una edición norteamericana de El camino que se publicó en 1960.

Poco tiempo después, añadiría una nueva ilustración —la número seis de esta exposición— para la edición de la novela publicada en Londres en 1963. La muestra podrá visitarse desde el 16 de octubre hasta el 7 de enero de 2018.

Quizá no esté de más recordar que, en 1941, el primer trabajo de Miguel Delibes en El Norte de Castilla, el periódico de Valladolid al que estuvo ligado toda su vida y del que fue director entre 1959 y 1963, fue el de caricaturista.

Las ilustraciones que el autor hizo para El camino se caracterizan por la nitidez y seguridad en su ejecución, y una cierta ingenuidad que se acomoda perfectamente con el contenido de una novela que tiene como protagonista a un niño, Daniel, el Mochuelo, que recuerda experiencias, juegos y travesuras con sus amigos de infancia.Cambios_Invitación exposición Los dibujos de El camino

Aunque el objetivo principal de esta exposición es mostrar una faceta poco conocida del escritor vallisoletano, como es la de dibujante o, más exactamente, “ilustrador” de su propia obra, a cada uno de los dibujos que Miguel Delibes hizo para El camino le acompaña, en este caso, el pasaje de la novela al que hace referencia.

  • Miguel Delibes y “El camino”

En 1950, cuando se publicó El camino, Miguel Delibes, su autor, periodista en El Norte de Castilla, tenía treinta años, cuatro hijos y un Premio Nadal. El camino era su tercera novela, por primera vez situaba su historia en un pueblo y lo hacía con un estilo mucho más natural y menos retórico que el de sus novelas anteriores.

El propio Delibes confesó que esta novela le salió sola, a capítulo por día, y estuvo lista en poco más de tres semanas.

El protagonista de El camino es un chico de once años llamado Daniel, y apodado el Mochuelo, que la noche antes de irse a la ciudad a estudiar recuerda lo que ha sido su vida en su pueblo y en su valle, lugares en los que ha sido feliz y donde ha compartido juegos y travesuras con sus amigos Roque, el Moñigo, y Germán, el Tiñoso.

Miguel Delibes, que pasó los veranos de su niñez en el pueblecito de Molledo-Portolín, en Cantabria, sitúa en esta zona del valle de Iguña las aventuras del Mochuelo y la vida de los habitantes del pueblo, más de cuarenta personajes que configuran un pequeño mundo, una “sociedad en miniatura” en la que están representados todos los grupos sociales.

Infancia, muerte y naturaleza, los grandes temas de la narrativa de Miguel Delibes, aparecen ya en esta obra en la que hay ternura, amor y humor, pero también dolor. Y unos personajes entrañables. Y un paisaje que se transforma de manera misteriosa según el estado de ánimo de quien lo ve.

Y un riquísimo mundo de sensaciones —sonidos, olores, colores—, un léxico amplio y preciso, una prosa en apariencia sencilla, pero llena de musicalidad y de ritmo, y muchas cosas más que cualquiera puede descubrir si lee la novela con atención, con curiosidad, como dicen que miraba el protagonista de El camino.

Descargar nota de prensa